jueves, 10 de noviembre de 2016

Aprendiendo a Relajarnos



El estilo de vida ha cambiado con el paso de los años y ahora todos, en mayor o menor medida, pretendemos hacer mil cosas a la vez. El trabajo o los estudios, los amigos, la pareja, compromisos familiares y un largo etc que convierten muchos de nuestros días en un autentico infierno. Queremos llegar a todo, lo intentamos, pero no siempre es fácil conseguirlo.

 



Incluso en el caso de que lo consigamos, el precio que tenemos que pagar por ello es muy elevado, mucho más de lo que a priori podemos pensar. El estrés del día a día, antes o después, comienza a pasar factura. Cambios en nuestro estado de ánimo, cansancio e incluso dolores físicos…


Los efectos que la ansiedad tienen en nuestro cuerpo es algo que debemos combatir lo antes posible. Y aunque lo ideal es no llegar a ello, siempre es bueno contar con algunas estrategias para evitar que la ansiedad empiece a hacer de las suyas.

 


Por eso hoy quería compartir con vosotros algunas de los mejores ejercicios de relajación que existen. Aunque acudiendo a un profesional siempre se le pueden sacar un mayor partido, lo cierto es que practicarlos en casa también tienen muchos y, muy buenos, beneficios para nuestro bienestar.


                                                        Respiración diafragmática:


Es una de las mejores y más efectivas, además es muy sencilla de hacer y con poco que entrenes te saldrá perfectamente.


1. Colócate en una posición cómoda y relaja los músculos.

2. Coloca una de tus manos sobre el pecho y la otra sobre el estomago.

3. Comienza a coger aire por la nariz, hasta que notes llega hasta la mano situada sobre el estomago, mientras que la del pecho no se mueve. Reten el aire unos segundos

4. Comienza a expulsar el aire por la boca, poco a poco, mientras la mano situada sobre el estomago se va hundiendo.

5. Repítelo varias veces



                                                           Control de la respiración:

Esta sencilla técnica tiene como ventaja que la puedes practicar el cualquier momento y en cualquier lugar.

Entre los síntomas de la ansiedad se encuentra la respiración superficial así que en el mismo momento en que te des cuenta de que estas suspirando continuamente, es el momento de empezar:


1. Inspira por la nariz, suave y profundamente, varias veces.

2. Tienes que ser consciente de cómo se hincha el abdomen al inspirar y como se estrecha al exhalar.

3. Realiza varias inspiraciones profundas seguidas de exhalaciones lentas por la boca.



                                                          Relajación Muscular:

Aunque esta técnica requiere un poquito más de tiempo que las anteriores, es muy efectiva, y una de las más utilizadas por los profesionales de la psicología.


1. Estírate, relajado, en un lugar cómodo.

2. Concéntrate en la respiración, inhalando profundamente y exhalando lentamente.

3. Una vez que te sientas más relajado, concentrate en tu pie derecho visualizándolo en tu mente. Aprieta los dedos provocando una gran tensión en ese pie. Cuenta hasta 10 y relájalo.

4. Concéntrate en la sensación de relajación que estas sintiendo en el pie derecho.

5. A continuación haz lo mismo con el otro pie. Tras ello, hazlo con tus piernas, tus rodillas, abdomen, brazos, manos, hombros, cuello y cabeza. Se trata de hacer lo mismo con todos los grupos musculares.
6. Una vez que llegues a la cabeza, presta atención a hacerlo con la mandíbula, sienes y frente, ya que son zonas que suelen acumular mucha tensión.


Estos son sólo algunos de los ejercicios que existen para relajarse, pero son muy efectivos así que os animo a que los probéis. ¡Notareis la mejoría!

 


                                           Ahora bien…No olvides reservar un ratito cada día para
                                                  dedicarte a ti mismo, a hacer algo que te guste
                                                            ¡sin prisas, ni remordimientos!




¡Muy buenos días!


(Si te ha gustado, ¡compártelo con tu gente!)




10 comentarios:

  1. Muchas gracias por los consejos, son muy importantes y necesarios. Besetes.

    ResponderEliminar
  2. Pues sí, hay que saber parar y dedicarse momentos. A mi me encantan las relajaciones con relato, las que te hacen escapar, evocar e imaginar :)
    BESOS!

    ResponderEliminar
  3. Great post dear :)
    http://angolodellamisantropia.blogspot.it/

    ResponderEliminar
  4. Me encanta la meditación y procuro practicarla a menudo...


    Saludos.

    ResponderEliminar
  5. Excelente post!!! suelo aplicar varias de estas tecnicas porque hubo un tiempo que sufrí mucha ansiedad, por suerte aprendi a relajarme un poco. Un besote!!

    ResponderEliminar
  6. Todos necesitamos esto cada día... nos deberíamos dedicar más tiempo del día a mimarnos!

    Un saludoOo enorme!!

    ResponderEliminar
  7. Sin darnos cuenta nos metemos en una espiral de agobio que a veces es innecesaria, debemos de prestarnos un poquito mas de atención

    BESOS REBECA

    ResponderEliminar
  8. La ansiedad ya forma parte de nuestras vidas y no puede ser, tienes razón que hay que tomarse un momento para dedicárselo a uno mismo :) Gracias por los ejercicios de relajación.

    Besitos!

    ResponderEliminar